2.11.11

Emilio Urberuaga, premio Nacional de Ilustración

Comenzó su trayectoria en 1982 y es el autor de la imagen del personaje de Manolito Gafotas, de la escritora Elvira Lindo

ANA MARCOS - Madrid - 31/10/2011

Emilio Urberuaga (Madrid, 1954) ha sido galardonado con el Premio Nacional de Ilustración de 2011 por el conjunto de su obra. "Me acabo de enterar, ha sido una sorpresa", dice Urberuaga al otro lado del teléfono. "Mi esposa me ha llamado al móvil de mi hija porque por suerte yo no tengo. He estado nominado en otras ocasiones y no me lo esperaba. Es muy bonito que los compañeros te premien".

Urberuaga comenzó su trayectoria como ilustrador en 1982 y ha trabajado en diferentes campos de las artes plásticas como el grafismo, el grabado o la estampación. Entre sus creaciones más populares está la imagen del personaje infantil Manolito Gafotas, de la escritora Elvira Lindo. "Nunca he renegado de Manolito, de hecho me ha dado varias alegrías: la amistad con Elvira, que mantego; notoriedad; y dinero", dice. El ilustrador está centrado en el público infantil y prepara dos lanzamientos, Picolo y nuvolacon la editorial Narval y Quién anda ahí con Kókinos.

"Creo que este premio es un chispazo para que la gente se acuerde de que hay un mundo infantil que es prioritario, el futuro", afirma el autor. "El niño que ahora lee estos libros, en 15 años es un adulto que irá a comprar o descargarse otros. Hay que crear el hábito para que después lean. Trato que mi trabajo sirva para hacer mejores humanos, o lo intento por lo menos".

La obra de Urberuaga se encuentra en el gabinete de Estampas de la Biblioteca Nacional y la Fundación Juan March, entre otros centros artísticos. "La ilustración infantil ha vivido en los últimos años un crecimiento importante, pero parece que en España cuesta más trabajo, aunque suene a lugar común", reclama Urberuaga. "Algunos ilustradores tenemos más proyección fuera de nuestro país, como me pasa en Japón". Es el único ilustrador español cuya obra está representada en el Chihiro Art Museum de Tokio. No nos tratan mal, de hecho hay un grupo de autores y editoriales que luchan por este tipo de ilustración pero no estamos en los medios como deberíamos", apostilla.

Font: El País, 2-10-2011
S'ha produït un error en aquest gadget